También existió Clara Schumann

Clara Schumann fue una pianista, compositora y profesora del romanticismo alemán. Rompiendo todas las barreras que la sociedad del siglo XIX imponía a las mujeres, hizo carrera en la música.

  • Desde muy joven daba conciertos de piano por toda Europa, ganando su propio dinero.
  • También componía y hacía promoción de la obra de su marido, Robert Schumann, en muchas de las giras que hacía por el continente europeo.

¿Sabes qué pasa cuando escribes en el buscador de Google el apellido Schumann?

Que hasta la quinta página de resultados (en búsqueda realizada en 13.11.18) no aparece ni una sola referencia a la pianista y compositora Clara Schumann. Lo que sí aparecen son multitud de entradas sobre su marido, Robert Schumann. Hay referencias sobre su vida, audios con la interpretación musical de su obra, hay hasta algún artículo de tinte médico sobre sus problemas mentales. Y así, hasta aburrirnos.

Clara Schumann

No he entrado en cada una de esas entradas, pero podría apostar a que Clara aparece mencionada más como mujer de Robert que como virtuosa del piano. Más como compañera ideal que como profesional.

Como decía, hay que esperar hasta la quinta página de resultados para encontrar un titular dedicado exclusivamente a ella y es en inglés: ‘The incredible life of Clara Schumann’

Tuvo verdaderamente una vida increíble para una mujer del siglo XIX. Por cierto, antes de casarse su nombre era Clara Wieck.

Marianne Tromlitz y Friedrich Wieck fueron sus padres, ambos personajes destacados dentro de la música. Se divorciaron cuando Clara era todavía niña, la cual se quedó al cuidado de su padre que, además de un reconocido pianista, era profesor.

Un dato curioso: Clara Wieck aprendió a hablar a los cuatro años. Al principio sus padres pensaron que la niña sería muda, pero más tarde lo atribuyeron a que en casa de los Wieck se oía más música que conversación.

Wieck se empeñó en la educación musical de su hija, que ya en su primera infancia daba señas de ser una niña prodigio. La joven Clara dio su primer concierto a los nueve años. Con 16 años ya viajaba por Europa por trabajo: se había convertido en pianista profesional.

Otro dato curioso: fue de las primeras pianistas en tocar de memoria.


Sobre el matrimonio entre Robert Schumann y Clara Wieck creo que ya se ha escrito todo. Un libro interesante es el escrito por Peter y Lise Deschampes Ostwald. Es una biografía sobre Robert Schumann y en ella se exponen las dificultades a las que los jóvenes, que se conocieron porque Robert entró como alumno de Friedrich Wieck, tuvieron que hacer frente hasta que consiguieron casarse.

El padre de ella estaba en contra del matrimonio porque temía que la carrera musical que había planeado para Clara se viera afectada. Según esta afirmación, pareciera que Wieck se atribuía todo el éxito de su hija… En fin, eso sería tema de otro artículo, pues parece que llegó a amenazarla con quitarle parte del dinero que ella había ganado si se casaba con Schumann.

El caso es que los esfuerzos del padre dieron igual porque cuando Clara cumplió la mayoría de edad se casó con Robert.

Parece que el matrimonio fue feliz. Clara Wieck, ahora Schumann, ejerció de madre moderna todoterreno aunque viviera en el siglo XIX. En sólo 13 años tuvo 8 hijos, cuya crianza compaginó hábilmente con la intendencia de su casa y, lo más importante, con su carrera profesional.

Dio más de 1.000 conciertos a lo largo de toda su carrera, que duró 60 años. Sólo con el violinista Joseph Joachim dio unos 230 conciertos. También trabajó con Johannes Brahms, al que le unió una estrecha amistad a lo largo de toda su vida. Tocó algunas piezas a cuatro manos con otra gran pianista y compositora: Fanny Mendelssohn.

Durante la enfermedad de su marido siguió viajando por trabajo, acompañándole éste cuando pudo o quiso, pues al parecer Robert Schumann odiaba viajar.

Una curiosidad más: Clara Schumann tocaba piezas compuestas por su marido en sus giras por Europa con el objetivo de promocionarle.

A partir de 1878 también fue profesora.

Iniciaba este post refiriéndome a los resultados de búsqueda de Google. Evidentemente si se pretende conocer la vida de Clara Schumann en profundidad no es suficiente con realizar una búsqueda breve en internet. Su vida y su obra han sido ampliamente estudiadas y no pasan desapercibidas a los expertos. Pero es posible que su existencia sí pase desapercibida para un público más genérico. Y no debería ser así.

Si me hubiera quedado con la formación musical que recibí en el colegio, aparte de escasa técnicamente hablando, habría dado por hecho que sólo ha habido grandes músicos y compositores varones a lo largo de la Historia; que lo de las mujeres haciendo cosas grandes es cosa de los siglos XX y XXI. Se mencionó a Mozart, a Bach, a Beethoven… pero no hubo nada de Clara Schumann o de Fanny Mendelhsson.

Para poder hablar de sociedad igualitaria, además de equiparar sueldos y otras legítimas reivindicaciones, deberíamos hablar a los estudiantes de Madame de Lafayette cuando se menciona a Molière o Perrault en las clases de lengua y literatura. Cuando se habla de la Revolución Francesa, por qué no recomendar leer las Consideraciones sobre la Revolución Francesa de Madame de Staël.

Y, por supuesto, cuando se habla del movimiento romántico en la música, ¿por qué no hacer un hueco a Clara Schumann junto a Félix Mendelhsson o Chopin?

Bibliografía interesante

Un estudio muy interesante más allá de su vida personal es el publicado por los profesores Kopiez, Lehman y Klassen titulado ‘Clara Schumann´s collection of playbills: A historiometric analysis of life-span development, mobility and repertoire canonization’. Han desarrollado una serie de gráficas que permiten comprobar los momentos de mayor y menor actividad profesional de Clara Schumann a lo largo de su vida.

Al principio del post mencionaba un artículo titulado ‘The incredible life of Clara Schumann’. Se trata de un video resumen de la BBC sobre la vida de Clara Schumann.

Si prefieres algo novelado está el libro La música para Clara de Elizabeth Subercaseaux