Sobre el poder de las mujeres medievales

Sobre el poder de las mujeres medievales escribe la historiadora Ana Rodríguez. La estirpe de Leonor de Aquitania es un ensayo que tiene como tema central las relaciones de poder que se establecieron en la Europa medieval gracias a las mujeres.

Hace ya cinco años que la historiadora Ana Rodríguez publicó La estirpe de Leonor de Aquitania, un magnífico ensayo sobre las relaciones de poder en la Edad Media europea y el papel decisivo –bien por derecho propio bien por imposición– que tuvieron las mujeres de la nobleza y la realeza.

La estirpe de Leonor de Aquitania, Ana Rodríguez

El título quizá lleve a engaño al lector. Que no espere nadie encontrar una repaso ni a la vida de la magnifica Leonor de Aquitania ni a la de sus descendientes. No, se trata de una magistral exposición de cómo se entrelazaron las distintas familias poderosas de la Europa medieval usando a sus hijas, esposas y hermanas. Que tampoco nos lleve a engaño lo que nos han enseñado desde pequeños: muchas de esas mujeres ostentaron un gran poder, supieron manejarlo, mantenerlo –a pesar de sus contemporáneos– y transmitirlo a sus descendientes.

A través de cinco capítulos Ana Rodríguez va desgranando poco a poco cuáles eran los márgenes de actuación que tenían las mujeres. Resulta especialmente interesante el capítulo 3, titulado “La riqueza de las mujeres”, en el que se da cuenta de las fórmulas legales a través de las cuales una mujer podía reunir un cierto patrimonio bajo sus manos. Más allá de ser la única descendiente viva de un padre necesitado de alianzas, las mujeres podían acumular bienes y tierras a través de los contratos matrimoniales. Es en este capítulo en donde se plantea el problema y significado de las dotes matrimoniales. Queda patente que son transacciones económicas que trascienden más allá del propio matrimonio y que escapaba (en la mayor parte d los casos) a la capacidad de decisión de los principales implicados. Se introduce aquí también una de las preguntas más interesantes de todo el libro: ¿qué se está comprando en esta transacción económica? “¿La persona, los derechos sobre sus bienes o sobre sus descendientes?”.

Por último, cabe mencionar la introducción del concepto damnatio memoriae en el debate sobre la historia de las mujeres. Rodríguez resalta dos casos en los que se dio: uno con la propia Leonor de Aquitania, y otro con la reina Urraca I de León y Castilla, siendo este último, tal y como ella señala, el más flagrante de los dos.

Algunas citas que he tomado durante la lectura

“La estrategia matrimonial preferente en el condado de Castilla y con el reino de León de la monarquía de Pamplona dio espléndidos resultados en la época de Sancho el Mayor y de sus sucesores, pero también reveló que el stock posible de esposas era cada vez más limitado al no ir a buscar más allá de las familias conocidas de toda la vida, las de tierras vecinas”. p.77

“No está claro, sin embargo, el significado del acto de entrega: ¿qué se compraba exactamente con el pretium nuptiale? ¿La persona, los derechos sobre sus bienes o sobre sus descendientes? Quizá fuera un poco de todo y en diferente medida según el peso de la tradición y de la época”. p.139

“¿Existió alguna condición común a todas las mujeres que formaban parte de ella [de la sociedad]?¿Podían compartir experiencias vitales una reina y una campesina, la esposa de un conde o la de un zapatero, una monja o una viuda? ¿O eran, bien al contrario, los factores sociales y económicos kit que construían la percepción de la pertenencia a un grupo –la nobleza, los campesinos, la comunidad eclesiástica– donde el género era simplemente un vuelta de tuerca más a las duras y masculinas estructuras medievales, un corsé algo molesto para las poderosas, una carga añadida en el difícil día a día de las más desfavorecidas?” p.144

Datos sobre la edición

Título: La estirpe de Leonor de Aquitania

Autora: Ana Rodríguez

Editorial: CRÍTICA

Nº de páginas: 326

Cerrar menú

×
×

Carrito