Los movimientos en favor de los derechos de las mujeres parecen estar de nuevo cobrando fuerza. Cada vez hay más población sensibilizada con los postulados del movimiento feminista o que, al menos, se muestra contraria a seguir aceptando las acciones y actitudes que sitúan a las mujeres en una situación de desventaja. Cada vez son más las iniciativas que, desde organismos públicos y sociedad civil, se ponen en marcha para educar en igualdad y en la no-violencia. 

Todo ello no obsta para que sigamos dejando de lado las aportaciones que distintas mujeres han hecho a la Historia. Es el gran trabajo por hacer. En todo nuestro periodo de enseñanza se abunda en multitud de modelos masculinos que, sin duda, han contribuido en su campo y son relevantes para su estudio y profundización. Sin embargo, los modelos femeninos brillan por su ausencia. Exceptuando una o dos pinceladas en algunas áreas de conocimiento, las aportaciones de las mujeres al saber siguen en la oscuridad, sobre todo para el público no especializado. 

Si nos situamos delante de un estante dedicado a la filosofía en una biblioteca o librería cualesquiera, nos daremos cuenta de que la presencia de obras de mujeres -si es que se da- es infinitamente menor que la de hombres. Cuando como lector o investigador identificas la obra de una mujer, pongamos del siglo XVIII, e intentas conseguirla te embarcas en un proceso que sabes cuándo empieza, pero no cuándo termina. Es difícil encontrar en una librería una edición de, por ejemplo, Discurso sobre la felicidad, de Emilie du Châtelet; mientras que no tendremos ningún problema en conseguir Tratado sobre la tolerancia, de Voltaire. Conseguir una edición de las obras completas de Miguel de Cervantes, no sólo nos llevará menos tiempo, sino que supondrá un desembolso menor de dinero que conseguir las obras completas de María de Zayas, que publicó sólo unas décadas después que él y fue altamente considerada por sus colegas y lectores contemporáneos.

En otoño de 2018 nace el proyecto ‘¿Por qué nadie me contó…?’, una iniciativa en formato blog que tenía como objetivo rescatar y comentar la obra de diversas mujeres que a lo largo de la historia han contribuido en distintos ámbitos de conocimiento y que han sido silenciadas. Realizar una investigación asequible y medianamente profunda para poder escribir los posts, se hace realmente complicado, pues en muchas ocasiones es difícil acceder a las obras de estas mujeres porque o bien están descatalogadas o bien no se han editado y distribuido nunca. Es por eso que decido ir al origen del problema y emprender el camino de editar, comentar y distribuir, en la medida de lo posible, aquellas obras que es imposible encontrar en el mercado.

El objetivo último del proyecto es recuperar la visión femenina del mundo.

Cerrar menú

×
×

Carrito